Translate

LEER O NO LEER POESÍA,

ÉSA ES LA CUESTIÓN






 
Opina: JOSÉ M. TAPIADOR
 
 
<< La poesía nace de la más onda y oscura raíz de nuestra vida, del "yo" más profundo. Conectar con ella no significa quebrarse la cabeza ni buscar lo enrevesado. Es mucho más simple: es degustar de un buen vino, una exquisita fruta o un día soleado, es algo que nos enriquece ante el mundo y nos amplia la visión de la filosofía.
 
"La poesía no es algo que deba encontrarse fortuitamente
sino algo que uno debe buscar adrede para sí mismo".>>


 
 



 
 
ADN Cultura
 
Debate. ¿Cuánto hay de prejuicio y cuánto de verdad en la afirmación de que los lectores no frecuentan el género lírico? Poetas y editores opinan y arriesgan hipótesis; desde la certeza de que los poemas también habitan el discurso filosófico y el narrativo hasta las barreras del gusto y la comprensión
 

Yo no leo poesía, no me gusta, no la entiendo: ¿Cuánto hay de prejuicio y cuánto de verdad en estas ideas que circulan a menudo incluso entre lectores y hasta entre estudiantes de Letras? ¿Por qué se instalaron estas afirmaciones con tanta fuerza?
La poeta Alicia Genovese entiende que hay algo de superficial al afirmar que no se lee poesía, entre otras cosas, porque es un género que atraviesa muchos otros mundos, como el de la filosofía, la narrativa, la música. "Siempre hay poemas que se contrabandean y, cuando las personas la encuentran, les gusta", dice. Y relativiza, también, la realidad del "no se lee" al apuntar: "Todo el tiempo se pone en jaque esto que discursivamente es tan fuerte y tiene que ver con la circulación de la poesía, que es muy amplia, que tiene ciclos de lectura muy importantes, que hace que se venda poesía. Porque eso también se repite: la poesía no se vende".
La poeta Paula Jiménez España considera que la sociedad de consumo prefiere lo útil. Pero se pregunta: "¿Qué es útil? ¿Romeo y Julieta? ¿Cien años de soledad? ¿Un poema de Leónidas Escudero? El arte no es útil o es absolutamente útil. Pero pensar en términos de utilidad es ajeno al poeta". Cita a Diana Bellessi, que habla de que la inutilidad es una de las virtudes del poema y compara a la poesía con la idiota de la familia, la que se hace la idiota y así puede decir cosas que los demás no.
Jiménez España cree que la idea de que no se lee poesía se sustenta, también, en una falta de estimulación del mercado, lo que hace que se tenga menos acceso y las personas estén menos familiarizadas con esta propuesta que es bastante particular en relación al lenguaje y que requiere de una actitud activa frente al texto, mucho más que si se lee otro tipo de literatura.
Para Santiago Sylvester, director de la colección de poesía El pez náufrago de ediciones del Dock, el tema de que se lea poco es una queja que no vale la pena y es una idea que ha existido siempre. "La poesía es un conocimiento bastante complejo que no es solamente por diversión; propone una forma de entender el mundo. Entonces entrar en ella implica tomarse un trabajo".
El poeta y traductor Rodolfo Alonso se centra en la "sociedad del espectáculo". Cita a Guy Débord como el primero que logró visualizarla de este modo. "Y por si hubiera dudas, fue nada menos que André Malraux, por aquel entonces precisamente del lado opuesto, quien lo ratificó: 'El mundo se separa del hombre para volverse espectáculo'. Lo que en un tiempo fuera la culpa más temida y execrada, el pecado de escándalo, se ha vuelto ahora la norma, el criterio. Todo se exhibe, todo se desacraliza", señala Alonso.
Este poeta, miembro de la legendaria revista "Poesía Buenos Aires", agrega que "la gran poesía resulta indigerible para la sociedad de consumo". Y enfatiza: "Por más que mediocres o mejores intenten adaptarse, maquillarse, infiltrarse, la verdadera poesía sigue resultando irreductible. ¿Y cómo no habría de serlo si no requiere comprar siempre el último modelo, el último artilugio? ¿Si basta en realidad, para que colme una vida entera, incluso con recordar un solo verso, inefable, único, ricamente polisémico, del que hasta se olvidó a su autor?".
Carlos Pereiro, director de Ediciones del Dock, con 25 años de experiencia frente a esta editorial independiente, comenta que a las grandes editoriales no les interesa la poesía porque no es negocio. "En un mercado cada vez más concentrado se rigen por una cuestión de costo beneficio. No importa la literatura. A ese lugar lo venimos a ocupar las editoriales chicas", dice. "Antes leía un bancario, un docente. Ahora quedó circunscripta a la gente que escribe poesía. Se ha perdido el interés del lector común porque se ha vuelto muy tribal la poesía, muy de capilla, una cosa críptica en un punto", opina.
El director de la revista de poesía La Guacha, Claudio Lomenzo, comenta: "Me parece que cierta poesía no se entiende y por eso algunos lectores escaparon de ahí. La diversidad, la complejidad, ese regusto desapareció en la década del 90 y quedó una poesía que no se encauzó tanto en el lector".
Para Pereiro, otra de las razones por las que no se venden más libros de poesía radica en cómo llegar a las librerías. "Cuando nosotros empezamos en los '80 había sólo dos librería que recibían poesía. Después con esto de que empezaron los ciclos de lectura algunos otros le prestaron un poco más de atención y hay varias librerías que tienen una mesa, pero tampoco son tantas", dice.
Y trae a colación la crítica que le exponen los libreros: "Los poetas tienen la costumbre de regalar los libros, como si su esfuerzo no valiera la pena. Entonces los libreros te dicen que si a las cincuenta personas que podrían comprar se les regalan los libros, de qué sirve que los expongan en sus vidrieras. Ahí tienen razón: vos no encontrás un narrador que regale sus libros, en cambio, los poetas los distribuyen como si fueran caramelos".
¿Cómo motivar la lectura de poesía? Para Genovese, la escuela tiene un rol fundamental. "Ahora casi no se da poesía. En mi secundaria leíamos a los clásicos y esa experiencia me abrió las puertas para el resto de la vida. Para un adolescente, que le hablen de carpe diem era muy estimulante", dice. Según cree, esta institución forma parte del prejuicio del "no leo poesía". Explica que el 80% de los estudiantes de Letras trabaja en docencia y, si no tiene el gusto por la poesía, tampoco lo transmite.
Jiménez España también rescata el rol de la escuela. Y cuenta una anécdota que la marcó: "Supe que durante la revolución nicaragüense, antes de alfabetizar a las personas les daban talleres de poesía. La poesía estimuló tanto las ganas de leer que la gente quiso alfabetizarse. Alguien leía un poema y el coordinador los motivaba a pensar a qué les sonaba la palabra. Ahí te dabas cuenta de cómo la poesía resuena por su misma definición en el alma de la gente y cómo estimula la actividad intelectual".
Para Sylvester también hay mucho por perder si no se lee poesía: "Sin arte la vida no tendría este sentido de fondo, sería un vacío, un hueco. Por algo el arte acompaña a la humanidad desde las cavernas". Apunta Genovese: "Leer poesía es como abrir los ojos a una realidad que no está. Es lo más cercano al invisible que yo puedo leer". Lomenzo concluye que "incluso los mismos que dicen que no se lee encuentran ese refugio de verdad, belleza y emoción en la poesía"..





 

             
 
 
JAIME GIL DE BIEDMA: "LAS PERSONAS DEL VERBO"
 
 


 
 
 
 
           Jaime Gil de Biedma fue uno de los poetas españoles más significativos de la denominada Generación del 50; nació en Barcelona en el año 1929 y falleció en 1990. Luego de haber estudiado derecho en la facultad, trabajó en el negocio familiar a la vez que exploraba la literatura y comenzaba un camino de creación que comenzó en la poesía intimista y alcanzó su madurez con temáticas de tipo social. A los 24 años de edad, se mudó a Inglaterra, donde amplió su biblioteca personal, principalmente constituida por joyas de la lírica francesa.
Biedma no fue capaz de apreciarse y de disfrutar de sus propios logros como escritor, y permitió que sus problemas personales se apoderaran de toda su vida. Luego de una corta etapa de producción literaria, se alejó de las letras para recluirse en un espiral de depresión; durante sus últimas décadas, dio a conocer algunas poesías a través de revistas.
Entre los libros que publicó se encuentran "Versos a Carlos Barral", "En favor de Venus", "Poemas póstumos" y, justo antes de refugiarse en las sombras, "Diario de un artista seriamente enfermo". A continuación, contamos con algunas de sus obras, y destacamos un poema con un nombre que representa una gran ironía en la vida del autor: "
Happy ending", que se traduce como "final feliz".





POEMAS SELECCIONADOS

 
 
 
 Happy ending
 
 
Aunque la noche, conmigo,
no la duermas ya,
sólo el azar nos dirá
si es definitivo.

Que aunque el gusto nunca más
vuelve a ser el mismo,
en la vida los olvidos 
no suelen durar
 
 

 

A través del espejo
 
 
Como enanos y monos en la orla
de una tapicería en la que tú campabas
borracho, persiguiendo jovencitas...
O como fieles, asistentes
-mientras nos encantabas-
al santo sacrificio de la fama
de tu exceso de ser inteligente,
éramos todos para ti. Trabajos
de seducción perdidos fue tu vida.

Y tus besos poemas, añagazas
de fin de juerga, para retenernos.




Por la visto


Por lo visto es posible declararse hombre.
Por lo visto es posible decir no.
De una vez y en la calle, de una vez, por todos
y por todas las veces en que no pudimos.

Importa por lo visto el hecho de estar vivo.
Importa por lo visto que hasta la injusta fuerza
necesite, suponga nuestras vidas, estos actos mínimos
a diario cumplidos en la calle por todos.

Y será preciso no olvidar la lección:
saber, a cada instante, que en el gesto que hacemos
hay un arma escondida, saber que estamos vivos
aún. Y que la vida
todavía es posible, por lo visto.




De ahora en adelante


Como después de un sueño,
no acertaría
a decir en qué instante sucedió.
                              Llamaban.
Algo, ya comenzado, no admitía espera.

Me sentí extraño al principio,
lo reconozco -tantos años
que pasaron igual que si en la luna...
Decir exactamente qué buscaba,
mi esperanza cuál fue, no me es posible
decirlo ahora,
                    porque en un instante
determinado todo vaciló: llamaban.
Y me sentí cercano.
Un poco de aire libre,
algo tan natural como un rumor
crece si se le escucha de repente.

Pero ya desde ahora siempre será lo mismo.
Porque de pronto el tiempo se ha colmado
y no da para más. Cada mañana
trae, como dice Auden, verbos irregulares
que es preciso aprender, o decisiones
penosas y que aguardan examen.
                              Todavía
hay quien cuenta conmigo. Amigos míos,
o mejor: compañeros, necesitan,
quieren lo mismo que yo quiero
y me quieren a mí también, igual
que yo me quiero.

Así que apenas puedo recordar
qué fue de varios años de mi vida,
o adónde iba cuando desperté
y no me encontré solo.




Después de la muerte de Jaime Gil de Biedma


En el jardín, leyendo,
la sombra de la casa me oscurece las páginas
y el frío repentino de final de agosto
hace que piense en ti.

El jardín y la casa cercana
donde pían los pájaros en las enredaderas,
una tarde de agosto, cuando va a oscurecer
y se tiene aún el libro en la mano,
eran, me acuerdo, símbolo tuyo de la muerte.
Ojalá en el infierno
de tus últimos días te diera esta visión
un poco de dulzura, aunque no lo creo.

En paz al fin conmigo,
puedo ya recordarte
no en las horas horribles, sino aquí
en el verano del año pasado,
cuando agolpadamente
-tantos meses borradas-
regresan las imágenes felices
traídas por tu imagen de la muerte...
Agosto en el jardín, a pleno día.

Vasos de vino blanco
dejados en la hierba, cerca de la piscina,
calor bajo los árboles. Y voces
que gritan nombres.
                                        Ángel,
Juan, María Rosa, Marcelino, Joaquina
-Joaquina de pechitos de manzana.
Tú volvías riendo del teléfono
anunciando más gente que venía:
te recuerdo correr,
la apagada explosión de tu cuerpo en el agua.

Y las noches también de libertad completa
en la casa espaciosa, toda para nosotros
lo mismo que un convento abandonado,
y la nostalgia de puertas secretas,
aquel correr por las habitaciones,
buscar en los armarios
y divertirse en la alternancia
de desnudo y disfraz, dsempolvando
batines, botas altas y calzones,
arbitrarias escenas,
viejos sueños eróticos de nuestra adolescencia,
muchacho solitario.
                              Te acuerdas de Carmina,
de la gorda Carmina subiendo la escalera
con el culo en pompa
y llevando en la mano un candelabro?

Fue un verano feliz.
                              ...El último verano
de nuestra juventud
, dijiste a Juan
en Barcelona al regresar
nostálgicos,
y tenías razón. Luego vino el invierno,
el infierno de meses
y meses de agonía
y la noche final de pastillas y alcohol
y vómito en la alfombra.

                              Yo me salvé escribiendo
después de la muerte de Jaime Gil de Biedma.

De los dos, eras tú quien mejor escribía.
Ahora sé hasta qué punto tuyos eran
el deseo de ensueño y la ironía,
la sordina romántica que late en los poemas
míos que yo prefiero, por ejemplo en Pandémica...
A veces me pregunto
cómo será sin ti mi poesía.

Aunque acaso fui yo quien te enseñó.
Quien te enseñó a vengarte de mis sueños,
por cobardía, corrompiéndolos.




El miedo sobreviene


El miedo sobreviene en oleada
inmóvil. De repente, aquí,
se insinúa:
las construcciones conocidas, las posibles

consecuencias previstas (que no excluyen
lo peor),
todo el lento dominio de la inteligencia
y sus alternativas decisiones, todo

se ofusca en un instante.
Y sólo queda la raíz,
algo como una antena dolorosa
caída no se sabe, palpitante.




HALLAN POEMAS INÉDITOS DE PABLO NERUDA


 
  • El texto fue encontrado en la caja correspondiente a la obra Memorial de Isla Negra de 1964
  • Los poemas fueron encontrados durante la revisión del archivo de la fundación dedicada al chileno
     
BARCELONA, ESPAÑA (18/JUN/2014).- La Fundación Pablo Neruda halló más de veinte poemas inéditos del premio Nobel de literatura chileno que serán publicados este año en ocasión del 110º aniversario de su nacimiento, informó este miércoles la editorial Seix Barral.

Los poemas fueron encontrados en unas cajas con los manuscritos de sus obras durante una revisión del archivo de la fundación dedicada al genio chileno fallecido en 1973, pocos días después del golpe militar del dictador Augusto Pinochet.

Durante esta revisión "se comprobó que algunos poemas manuscritos de extraordinaria calidad no se habían incluido en las obras publicadas correspondientes a cada caja", señala Seix Barral en un comunicado.

Los textos fueron escritos tras la publicación de "Canto general" en 1950, en plena madurez del artista, afirma la editorial.

"La publicación está prevista para finales de 2014 en Latinoamérica y principios de 2015 en España" coincidiendo con el 110º aniversario de su nacimiento y los 90 años de la publicación de su obra más conocida, "Veinte poemas de amor y una canción desesperada".

Anteriormente solo se habían publicado dos inéditos del Nobel de Literatura de 1971: "El río invisible" en 1980 y "Cuadernos de Temuco" en 1996, afirma la editorial, que avanzó uno de los poemas que se publicarán próximamente.

Sin título, el texto fue encontrado en la caja correspondiente a la obra "Memorial de Isla Negra" de 1964.

"Reposa tu pura cadera y el arco de flechas mojadas / extiende en la noche los pétalos que forman tu forma / que suban tus piernas de arcilla el silencio y su clara escalera / peldaño a peldaño volando conmigo en el sueño / yo siento que asciendes entonces al árbol sombrío que canta en la sombra."

"Oscura es la noche del mundo sin ti amada mía, / y apenas diviso el origen, apenas comprendo el idioma, / con dificultades descifro las hojas de los eucaliptos", dice este poema.
 
 
 
 
 
 
MARIA VICTORIA ATENCIA: PREMIO REINA SOFÍA 2014
 
 
 
 
La malagueña es la primera española en llevarse este importante premio de poesía
GUADALAJARA, JALISCO (06/MAY/2014).-María Victoria Atencia resultó galardonada en la XXIII entrega del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. La malagueña, nacida en 1931, es la primera mujer española en recibir este importante premio de poesía, dotado con 42 mil euros (cerca de 760 mil pesos).

El objetivo del Premio Reina Sofía, convocado por Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca,  es reconocer el conjunto de la obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España.

El jurado puso en relieve la poesía de Atencia, de la que destaca "su gran perfección formal". María Ángeles Pérez López, miembro del jurado, dijo que la malagueña invita al lector a compartir un viaje interior. Consideró que en la obra de Atencia trasciende lo cotidiano y lo presente se cristaliza y se llena de luz.

María Victoria Atencia también es piloto aviador. En Málaga, llevan su nombre un instituto de enseñanza secundaria y una avenida. Tiene cuatro hijos. Estuvo casada con Rafael León, fallecido en 2011, quien la impulsó a dedicarse de lleno a la poesía. Perteneció a la llamada generación del 50. Entre sus obras resaltan Cañada de los ingleses (1961), Marta y María (1976), El coleccionista (1979),  Las contemplaciones, con el que ganó el Premio Nacional de la Crítica; El oro de los tigres (2009) y El umbral (2011).

Ha ganado el Premio Andalucía de la Crítica, el Nacional de la Crítica, el bienal Luis de Góngora de las Letras Andaluzas, el Ciudad de Granada - García Lorca, y el Real Academia Española 2012. Es miembro de las Reales Academias de Bellas Artes de Málaga, Cádiz, Sevilla, Córdoba y San Fernando, y Honorary Associate de The Hispanic Society of America de Nueva York. Es Medalla de Oro de la Provincia de Málaga e Hija Predilecta de Andalucía. También recibió el Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Málaga.

Entre las mujeres que han sido premiadas con el Reina Sofía se encuentran la portuguesa Sophia de Mello Breyner, la peruana Blanca Varela y la cubana Fina García Marruz. También lo han recibido algunos reconocidos poetas latinoamericanos como José Emilio Pacheco, Juan Gelman, Gonzalo Rojas, Álvaro Mutis, Nicanor Parra, Mario Benedetti y Ernesto Cardenal también han ganado este premio.

En esta edición, el jurado del Reina Sofía se conformó por el rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez; el presidente de Patrimonio Nacional, José Rodríguez-Spiteri Palazuelo, y el último Premio Reina Sofía, Nuno Júdice. También participaron Luis María Anson, Pilar Martín-Laborda, Víctor García de la Concha, Ana Santos Aramburu, José Miguel Santiago Castelo, José Manuel Mendes, Jaime Siles, Soledad Puértolas, Noni Benegas, Teresa Lizaranzu, Pilar del Río, Ana María Machado, Chantal Maillard, María Ángeles Pérez López y Lina Rodríguez Cacho.

LISTA DE GANADORES

1992 Gonzalo Rojas (Chile, 1917-2011)
1993 Claudio Rodríguez (España, 1934-1999)
1994 Joao Cabral do Melo Neto (Brasil, 1920-1999)
1995 José Hierro (España, 1922-2002)
1996 Angel González (España, 1925-2008)
1997 Alvaro Mutis (Colombia, 1923-2013)
1998 José Angel Valente (España, 1929-2000)
1999 Mario Benedetti (Uruguay, 1920-2009)
2000 Pere Gimferrer (Catalunya, 1945)
2001 Nicanor Parra (Chile, 1914)
2002 José Antonio Muñoz Rojas (España, 1909-2009)
2003 Sophia de Mello Breyner (Portugal, 1919-2004)
2004 José Manuel Caballero Bonald (España, 1926)
2005 Juan Gelman (Argentina, 1930-2014)
2006 Antonio Gamoneda (España, 1931)
2007 Blanca Varela (Perú, 1926-2009)
2008 Pablo García Baena (España, 1923)
2009 José Emilio Pacheco (México, 1939-2014)
2010 Francisco Brines (España, 1932)
2011 Fina García Marruz (Cuba, 1923)
2012 Ernesto Cardenal (Nicaragua, 1925)
2013 Nuno Júdice (Portugal, 1949)
 
 
 
 
 
 
 
POEMAS SELECCIONADOS
 
 
 
EL AÑO QUE VIENE
 
Para Sharon Keefe Ugalde
Hacer girar el corazón contra su aguja,
contra el tiempo y su sangre, contra la memoria,
desploma mi pared. ¿Seré un rechazo
de piedra más, herida en el escombro?
No crujas, por cansada, alma mía enzarzada en mi pared,
en mi rodar del tiempo. Está Jerusalén a tientas de la mano,
y ya piso su umbral.
 
 
 
 
 
GUETTO
 
 
Denso es el aire aquí. Y tibio. Lo respiro
entre casas que quiebran su fachada en el agua.
Un gato mansamente se me enreda en las piernas
y me retiene inmóvil delante de Yahveh.
 
 
 
 
 
LOS SÁBADOS
 
 
Los sábados teníamos de par en par los ojos
enseñando las luces doradas del domingo,
mientras iban las horas resbalando su carga
de ilusión en nosotras.
 
Sentadas en pupitres, en filas o en recreos,
pensábamos el día perfecto cada una
con un sol, sus películas y su adiós en la calle
al niño que llevaba nuestro nombre en su frente.
 
Volar era la clave escrita en nuestro ánimo.
Soñábamos con puertas y con la interminable
escalera que parte el monte en dos mitades,
donde un coche esperaba nuestra vuelta más rápida,
llevándose un viaje de alegría hacia el centro.
 
Mas pasaba el domingo, y con él los proyectos
de toda una semana extrañamente larga;
y el resultado era arrastrar la nostalgia
seis días como puños.
 
 
 
 
NAUFRAGIO
 
 
Para Floreal y Pepe Bornoy Como arreciaban más las olas, y la casa
seguía en su costumbre sin aviso,
asomé a la terraza mi aprensión, y era cierto:
ya no veía el faro y perdíamos pie
e íbamos zozobrando aguas abajo, brea
y sal abajo y por la casa adentro.
Caída en el turbión, entorné las cortinas
por no alarmar innecesariamente.
 
 
 
 
 
REPROCHE DE HOLÁN
 
 
Para Clara Janés

Si ves Moldava abajo, río abajo
-frente a la Isla de Kampa y el Molino del Búho-
un cubo de basura tiernamente mecido,
dulcemente mecido hasta el agotamiento,
no pienses en el cuerpo de Ofelia que las ratas horadan
entre sus muslos blancos, cubo adentro, hasta el fondo;
preserva
su maternal secreto río abajo.
 
 
 
HOMENAJE A LA POETISA MAYA ANGELOU: "VIDA OSCURA, POESÍA CLARA"


 


Apenas se confirmó el fallecimiento de la afamada escritora Maya Angelou, muchos admiradores, colegas, allegados y amigos expresaron su pesar a través de las redes sociales. Los medios de comunicación de distintas partes del mundo, por su parte, se hicieron eco de la lamentable noticia y resaltaron de diversas formas la figura de esta artista y activista estadounidense que había nacido en Saint Louis en abril de 1928.
 

Helen Brand, la representante de la autora que solía remarcar que fue capaz de “crearse” y “enseñarse” a sí misma, indicó que Angelou sufría problemas cardíacos. Su círculo íntimo, en tanto, señaló a través de un comunicado recogido por Prensa Latina que la creadora de “Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado” partió “en paz, en su casa” de Carolina del Norte pero no ahondó en detalles relacionados a sus últimos instantes en este mundo.
Entre las personalidades que manifestaron su dolor de forma pública e hicieron declaraciones sobre Maya está el presidente Barack Obama, quien la definió como “una de las más brillantes luces de nuestro tiempo”.
Para el mandatario y su esposa, la intelectual que acaba de fallecer era una “mujer fenomenal” que ayudó a varias generaciones de norteamericanos “a encontrar su arcoiris entre las nubes”. Su dura historia de vida pero también su ejemplo de superación, reveló incluso Obama, conmovió tanto a su madre que no dudó en bautizar como Maya a una de las hermanas del político.
Los periódicos, por su parte, reflejaron en sus títulos la importancia de esta multifacética dama. “Maya Angelou, una escritora universal”, la calificó El Universal, mientras que la presentación de El País fue “Maya Angelou, una vida fabulosa”. En la misma línea emotiva aparece La Opinión, que optó por difundir la información como “Maya Angelou, 10 lecciones de vida” y aseguró que, como legado, esta mujer que “se salió del molde de todas las maneras posibles”, nos dejó “lo que es vivir”.



POEMAS DESTACADOS


LOS HOMBRES

Cuando era joven, solía mirar
Detrás de las cortinas
A los hombres que iban y venían por la calle. Hombres viejos, borrachos.
Hombres jóvenes, más ácidos que la mostaza.
Los veía. Los hombres siempre
Están yendo a alguna parte.
Ellos sabían que estaba ahí. Con quince
Años, y famélica.
Se paraban bajo mi ventana
Con los hombros en alto como los
Pechos de una adolescente,
Y la cola del traje palmeándoles
Las nalgas,
Los hombres.

Un día te toman con delicadeza 
entre sus manos, como si
Fueras el último huevo crudo de la tierra. Después
Aprietan. Un poquito no más. El
Primer estrujón es agradable. Un abrazo rápido.
Suaves hasta tu indefensión. Un poquito
Más. Y empieza a doler.  Te arrancan una
Sonrisa que patina en el miedo. Cuando
Se acaba el aire,
El cerebro te explota, estalla breve y ferozmente
Como la cabeza de un fósforo. Hecho trizas.
Es tu jugo
El que baja por sus piernas. Manchándoles los zapatos.
Mientras la tierra vuelve a enderezarse,
Y el gusto trata de retornar a la lengua,
Tu cuerpo ya se cerró. Para siempre.
No existen llaves.

Despues la ventana se cierra toda sobre
Tu mente. Ahí, detrás
Del oscilar de las cortinas, caminan los hombres.
Sabiendo algo.
Yendo a alguna parte.
Pero esta vez, nada más voy a
Pararme y mirar.

A lo mejor.



UNA PRESUNCIÓN

Dame tu mano

Haceme lugar
para que te lleve
y  te siga
más allá de este furor de la poesía.

Dejá para los otros
la intimidad
de tocar las palabras
y el amor por la pérdida
del amor.

A mí
dame tu mano.





RECUERDO

El peso lento 
de tus manos, alborotando a las abejas
que anidan en mi pelo, tu sonrisa en la
pendiente de mi mejilla. Te apretás
sobre mí
esta vez, encendido, derramando
urgencia, y el misterio viola
mi razón

Cuando te retirás,
vos y la magia, cuando
sólo el olor de tu
amor persiste entre
mis pechos, entonces, sólo
entonces, puedo devorar con gula
tu presencia.





TOCADOS POR UN ÁNGEL

Nosotros, desacostumbrados al valor
exiliados del placer
enroscados en la caparazón de la soledad
hasta que el amor baja de su templo sagrado
y se presenta a nuestros ojos
para liberarnos a la vida.


Llega el amor
y en su tren vienen éxtasis
viejos recuerdos de gozo
antiguas historias  de dolor.
Y si somos audaces,
el amor arranca de nuestras almas
las cadenas del miedo.


Al calor de la luz del amor
abandonamos nuestra timidez
nos atrevemos a ser valientes
Y de pronto vemos que el amor
nos cuesta todo lo que somos
y todo lo que podemos ser.
Y sin embargo es el amor
lo único que nos libera.



PASAR EL TIEMPO

Tu piel como el amanecer
la mía como el musgo

Una describe el principio
de un final innegable.

La otra, el final de un
principio seguro.